Wall Street se interesa en la madera

Wall Street se interesa en la madera

Wall Street se interesa en la madera. El CEO de JPMorgan, Jamie Dimon, afirmó que el negocio de la madera va a ser una gran inversión para el banco de Wall Street. Esto sucede luego de que la empresa comprara una firma de inversión maderera durante el período de auge del mercado.

Al referirse a la compra de la gestora de activos madereros Campbell Global, tras los buenos resultados del banco difundidos esta semana, Dimon afirmó que los activos madereros van a ser un gran negocio para la gestión de activos.

Es que los madereros están más ocupados de lo habitual. Están trabajando para acabar con la escasez de madera provocada por la pandemia en el país. Al mismo, tiempo aprovechan los precios récord de la madera. Y están progresando: la producción de madera de Estados Unidos acaba de alcanzar su máximo nivel en 13 años.

Campbell Global y el repunte de la madera

JPMorgan adquirió Campbell a finales de junio. La empresa, con sede en Oregón, tiene unos 5.600 millones de dólares en activos gestionados. Su especialidad es la inversión global en madera.

La compra se produjo después de un enorme repunte de los precios de la madera. Dicho repunte atrajo a los fondos de cobertura y a otros inversores a un mercado que hasta entonces no había sido tan notable, indicó Business Insider.

En lo transcurrido de 2021, el repunte ha sido aún más agudo. La escasez se siente en toda la cadena de suministro de la madera. Los aserraderos han tenido problemas para aumentar su capacidad de producción lo suficientemente rápido como para satisfacer el aumento de la demanda.

Mientras tanto, los retrasos en el transporte y la escasez de trabajadores en los propios aserraderos han aumentado los costos. Estos ahora se trasladan a los consumidores. Los futuros de la madera se han disparado más de un 60% en lo que va de año. Y los analistas no esperan ningún alivio hasta finales de 2021.

La moda de las mejoras hogareñas

Los precios de la madera se dispararon por encima de los 1.700 dólares por cada mil pies tablares en mayo, después de haber empezado el año en torno a los 715 dólares. Esto se debe, en parte, a la moda de las mejoras en el hogar durante la pandemia de COVID-19. También obedecen al buen momento del mercado inmobiliario estadounidense. Pese a esos antecedentes, desde entonces los precios han borrado sus ganancias de 2021.

Es que mientras estaban atrapados en casa, los estadounidenses tuvieron mucho tiempo de inactividad. Muchos de ellos se dispusieron finalmente a acabar con algunos de sus proyectos domésticos más importantes. “Las acciones de Home Depot y Lowe’s han subido un 50% y un 74% respectivamente desde principios de 2020. Esto es muy grande”, señala Lance Lambert en su artículo para Fortune.

No solo son los dueños de casas los interesados. Vemos que también Wall Street se interesa en la madera.

Fiebre de la madera

Tanto los aserraderos como los constructores de viviendas han retrasado la compra de madera con la esperanza de que el precio de la altísima mercancía finalmente vuelva a la tierra. Hasta ahora no se movió y la fiebre de las compras está por delante de los proyectos de primavera y verano. “Es claro que las fábricas ganaron el enfrentamiento” , dijo a Fortune Stinson Dean, director ejecutivo de Deacon Lumber.

Esta afluencia de compradores está elevando aún más el precio. En los meses pasados, el precio de la madera por mil pies tablares saltó a USD 1.048, según Random Lengths. Eso es un máximo histórico y un 193% más que hace un año.

Es poco probable que ese salto de precio sea el último. El repunte habría sido mayor si los interruptores automáticos no se hubieran detenido a los 20 minutos de cotización en Wall Street. Este hecho ocurre cuando el producto sube más de 32 dólares durante un solo día de operaciones.

Compensaciones de carbono forestal y medioambiente

JPMorgan explicó que compró a Campbell para ganar un eje de apoyo en el creciente mercado de las compensaciones de carbono forestal. No lo hizo necesariamente para beneficiarse con los precios más altos de la madera.

Las compensaciones de carbono forestal son activos comercializables. Estos se crean cuando se paga a los grandes propietarios por no talar árboles. Otras empresas importantes que están participando son BP y Microsoft.

En la difusión de los resultados de JPMorgan de esta semana, el director financiero Jeremy Barnum mencionó que la inversión medioambiental, social y de Gobierno es un tema clave en el que el banco se está focalizando.

Al momento de la compra, el banco dijo que su entrada en el sector de la madera y el aserradero estaba “llenando un vacío de clase de activos en un mercado atractivo. Al tiempo que apoya los objetivos de sostenibilidad”.

¿Por qué sube la madera?

La revista The Economist señaló tiempo atrás que hay una serie de elementos que explican el fuerte aumento registrado en el precio internacional de la madera. Algunos factores son el colapso de la demanda, la diversificación y una mayor eficiencia de recolección.

“Las exportaciones mundiales de productos forestales, incluida la madera aserrada, la pulpa y el papel, crecieron un 68% entre 2000 y 2019, hasta los 244.000 millones de dólares. Tras haber oscilado entre USD 200 y USD 400 durante gran parte de la última década, el precio de 1.000 pies cuadrados de madera de una pulgada de grosor ha excedido los $1.400. Esto elevó los precios de las acciones de los productores de madera. El valor bursátil de muchos grandes como Weyerhaeuser se ha duplicado aproximadamente el año pasado. El gigante estadounidense ahora vale $ 30 mil millones”, indicó The Economist.

El martes, el anteriormente mencionado Dimon sostuvo que estaba encantado con la reciente ola de compras de JPMorgan. Esta incluye la aplicación financiera que administra activos Nutmeg de Gran Bretaña.

El jefe de JPMorgan aclaró que algunas de las numerosas compras de empresas “pueden no funcionar bien, pero eso es bueno”. Con estas palabras refleja la gran espalda que tiene la poderosa entidad financiera.

No se espera una caída de la demanda

La demanda de madera aserrada y otros productos de madera sigue siendo bastante profunda en 2021. Los constructores tienen muchos proyectos en curso en los que seguir trabajando. Esto mantiene alta la demanda de madera y paneles y dificulta que las acerías aumenten la producción lo suficientemente rápido como para reequilibrar el mercado” dice Dustin Jalbert, economista senior de Fastmarkets RISI.

Jalbert prevé una eventual corrección de la madera. Pero no hay garantía de que volverá al precio de abril de 2020 de USD 358 por mil pies tablares. Si se produce una corrección, es probable que sea el resultado del costo de la madera que abruma a los constructores.

Al mismo, tiempo el aumento de las tasas de interés reduciría la compra de vivienda. Eso no ha sucedido todavía. Sin embargo, los precios actuales de la madera agregan al menos USD 24,000 al precio de una casa unifamiliar nueva típica, según la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas.

Vemos, de este modo, que Wall Street se interesa en la madera. Por lo que se puede deducir que esta es una buena y provechosa inversión. Las formas más comunes de hacerlo son a través de CEDEAR o futuros. Sin embargo, es conveniente tener información de primera mano y asesores dignos de confianza antes de realizar cualquier incursión en la bolsa.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *